De vuelta al trabajo, de vuelta a la bici

24 08 2010

Buenas blogsfera! Ya estamos de vuelta de vacaciones. Básicamente me he pasado mis dos semanas de vacaciones sin hacer nada. He ido al cine y a cenar por ahí, pero poco más. Ni blog, ni programar ni nada de nada.

La semana pasada ya estuve de vuelta en el trabajo y viviendo con M (eso ya es otra historia). Entre Ikea y compras varias no pude coger la bicicleta, ni escribir en el blog. Pero eso ha cambiado esta semana y se ve que le tenía ganas. Os cuento lo que me ha pasado hoy.

Ayer me duche y me fui a la cama sobre las 12 de la noche. Enseguida me quedé dormido. Cuando ha sonado el despertador lo he apagado (Meeeeeek!). Me levanto y estaba todo muy oscuro. Los dias empiezan a ser más cortos. Me visto, cojo la basura del plástico y a la calle que marcho. Al llegar a la calle, tiro el plástico y me pongo la música del iPod para que me acompañe los 25 minutos que tardo ahora en hacer mi camino al trabajo. Y ahí, que al darle al iPod veo que pone que son las 3 de la madrugada.

El día anterior lo había cargado después de estar de vacaciones y le había tenido que poner la fecha pues tenía el 1 de Enero de 2000 y la hora que quería. Así que pensé que se había ido la hora otra vez. Pero no! Cuando la miro en el móvil la hora estaba bien…

Se podría decir que no he apagado ninguna alarma, pero yo estoy convencido de haberla apagado. De hecho, recuerdo la pantalla brillando, que se queda un par de segundos desde que tocas algún botón.

Lo mejor y lo peor es que ya estaba descansado y me ha costado volverme a dormir. Eso no quita que cuando me he despertado a la hora que tocaba si que estaba cansado. Debe de ser cosa de despertarse con un ruido como los perros de Paulov.

Moraleja: Chequea la hora varias veces antes de irte. Si no lo llego a hacer me planto en el trabajo a las 3:25 de la mañana, y eso, señores y señoras es masoquismo.

PD: Sí, el plástico del iPod da un poco de pena ya. Pero es que salvo al cacharro de mi último porrazo en la bici.





De paseito por Madrid

20 07 2010

Cada vez que voy a Madrid con la bicicleta procuro hacer un recorrido distinto. A veces es porque me equivoco y otras porque quiero. Hay tantos puentes cruzando la M-30…

Bueno. La cosa es que ayer comí en la zona de Moncloa y allí valiente que fui (según google maps 23 km en total, que me parecen pocos). Por primera vez pasé por debajo de las Torres Kyo. La verdad es que desde debajo asustan más. Eso sí, nada que ver con otros edificios más altos de Japón, Rotterdam o el propio Madrid. A ver cuando puedo acercarme a las torres esas nuevas.

Ya llegando al sitio me tuve que parar al encontrar un sitio que de comer no se que tal darán, pero solo por el nombre se merece probarlo. La casa de la gallina loca. Tiene nombre de juego de mesa.

Una vez en el sitio de la comida, como llegué pronto me fui a quitar la ropa de bici que estaba empapada y me aseé un poco. En el baño del bar donde me metí tenían el siguiente cartel.

No tiene nada de especial, pero creo que para que fuese correcto tendría que poner “Piensa que el siguiente podrías ser tu” Si pone puedes ser tu quiere decir que fuera estoy esperando…Y no puedo estar esperando fuera y dentro…no se…yo no me llevo bien con el gato de Schrodinger, pero se que era en una caja y no dentro y fuera de un baño. Que susto salir y verte ahí esperando. Pero si ya has meado!

Lo último gracioso que me encontré fue justo a la salida del restaurante, que había unas escaleras mecánicas que ya no lo eran…o a lo mejor nunca lo fueron. Eran escaleras metálicas o…no se como llamarlas. A lo mejor se les acabó el presupuesto.

¿Habías visto alguna vez unas escaleras así?





Servicios de limpieza express

8 07 2010

El otro día os hablaba del día del orgullo gay y de como los de CCOO, entre otros, dejaban la calle que daba pena. Mirad como estaba la calle nada más finalizar el desfile.

Pero ahí que llegaron, en sus corceles blancos y rojos los del servicio de limpieza, para entrar raudos en acción, como el Pato Darwin!

Esta era la escena 15 metros más adelante.

Y esto 10 metros más lejos.

La verdad es que los servicios de limpieza se merecen un premio por su eficiencia y eficacia. Vamos, que hasta a mi me daba ganas tirar algo al suelo para que pasase una máquina ahí FIUUUUM!

Se que os pagan, pero aún así muchísimas gracias por trabajar así de bien.





Dia del Orgullo 2010

5 07 2010

Este fin de semana fue el orgullo gay en Madrid, one more time y volvimos a ir. Sí, estas fechas dan para muchas tradiciones y muchas fiestas. Como la fiesta todos los años es igual, hoy vamos a documentar el desfile, en que que llamó la atención la falta de caras conocidas en las carrozas. Ni un famosete.

El desfile comenzó a las 6 en Alcalá y terminaba al final de Gran Vía. Este es el aspecto que tenía Gran Vía a las 17:53. Así da gusto ir por el centro.

Y así es como estaba a las 18.30. Vamos, que no cabía un alfiler, aunque si te descuidas te lo intentan meter.

Comenzó a pasar gente y más gente, hasta que llegó un grupo, y al grito de “No seas rata, el agua está barata!”, instigaban a los vecinos a compartir sus aguas corrientes con nosotros. Al final, como no, alguien inició la guerra.

Digo guerra porque a partir de ese momento no pararon de tirar agua. Da igual que nadie la pidiese, parecía como si sus casas se inundasen y la única forma de salvarlas fuese tirar el agua por la ventana. Por suerte una señora muy simpática y amable nos dejó uno de sus paraguas. Mírala que mona y sonriente ella.

El desfile siguió y el agua no paró. Mientras, pasaban camiones con gente, promociones de discotecas, etc. Llegó el turno de los camiones políticos. “Nosotros somos g(u)ays, os entendemos”. Parecían decir. CCOO bajo el lema “entendemos”, debieron haber elegido el lema “ensuciemos” porque así quedo la calle a su pasada.

Como siempre, no podía faltar la gente con sus disfraces. ¿Que no entran dentro de lo que es el día del orgullo? Pues da igual! Otros iban de otras formas.

Para mí, el mejor camión fue el de los Osos. No se porque pero siempre me han caído majos. Barbas con barbas! Para las chicas que leéis este blog, os hice esta foto que os gustará más.

Me llamó la atención un autobús de Google, sin más promoción, ni regalando nada, ni ná de ná. ¿Realmente les hace falta? ¿Qué pretenden ganar con eso? La verdad no lo sé. Lo que sí sé es que el autobús anterior tenía una pantalla de tele y, aunque a mí no me gusta mucho el fútbol, suelo seguir a la selección, por lo que pude ver algo del partido.

Al finalizar devolvimos el paraguas y nos fuimos de allí. A casa nos llevamos un regalito que tiraron en una de las primeras carrozas. A mi lo de la medalla me recuerda otra cosa

En resumen, que este año no me ha gustado tanto. A ver si el año que viene es mejor.





Aniversario multiple con doble tirabuzon

28 06 2010

Este mes hace un año que me operaron, y también hace un año que me caí con la bici.

Bueno, me he caído mas veces en mi vida, y más graves. La de hace un año me hice una quemadura en el codo izquierdo y me raspé un poco la cadera, así que poca cosa. Pero para mí fue especial porque me me la metí a 40-50 por hora cuesta abajo. Ole! Y todo por colocarme bien el casco que lo tenía un poco hacia abajo. Para que digan que es seguro :D

Pues se ve que hoy tenía morriña y me volví a caer. Todo fue muy gracioso. Iba yo detrás de un coche, y pase la alcantarilla en la que me caí aquella vez. “Mira que hay que ser idiota para pasar por encima de una alcantarilla con una sola mano. Pero claro, es que me estaba re-colocando el casco”.

Total, que seguimos bajando y a los 4 metros yo me rasco la pierna. El coche sigue y deja a la vista la siguiente tapa de alcantarilla y a mi que no me da tiempo a poner la mano en el manillar. Es que no se porque pero en Arturo Soria las tapas están como 2 o 3 dedos por debajo del nivel del asfalto. A mi me jode y a las motos también.

Me ha dado tiempo a pensar “Mira que hace un año que me caí justo en la tapa anterior y me voy a caer en esta también…”. Y me caí! Porque sino defraudaría a mi público, los de la parada del autobús cercano. Todo por llevar algo de peso delante…

Doble tirabuzón con zapatilla voladora y roce incluido. Para que no os preocupéis estoy entero y bien con algun rocecito. Lo mas grave es que llevaba la cámara para la bici que me he comprado y no la había puesto a grabar. Debe molar ver el video y de repente decir: ¿Pero ese que se ve no es el que iba montado en la bici?

Los de la parada del autobús me deben de haber puesto un 4 o un 5 en el salto, porque ni se han levantado a ayudar. Gentuza. La próxima vez me caigo con otro público.

PD: Me acabo de enterar de que hay huelga de metro. Creo que eso me jode más.¿No podía haberme caído en un par de días?





En la Bolsa de Madrid

23 06 2010

El jueves pasado fue la graduación de un amigo mio en un master de tema bursatil. Este tipo de masters los da el IEB y su sede está en la Bolsa de Madrid. Como toda graduación, fue todo muy protocolario: togas, discurso, entrega de diplomas y el posterior coctail. He de decir que salí de allí muy bien cenado, pues no paraban de traer pinchitos riquísimos.

Acabada la graduación, los estudiosos marcharon para irse de fiesta y celebrar sus nuevos títulos en A3 (los más cómodos de meter en cualquier lado), y aprovechando que se podía (o no, a saber), visitamos el recinto donde todos los días se juega con el dinerito.

El sitio es bastante amplio y de techos altos, para que resuenen los gritos de guerra. Como no podía faltar, hay un panel que en vez de anunciar los próximos vuelos, tiene la información de valores, y otras bolsas por el mundo.

Me dí una vuelta por donde se ponen los corresponsales: RNE, Bloomberg, CNN+. De todos ellos me quedo con este stand. Simple y funcional, como debe ser.

La vedad me esperaba algo más…no se. Más bursatil. Gente gritando: “Compra! Vende! Puja! Pija!“; cosas sin sentido: “Pie al rojo! Mano al azul!“. O como la bolsa estaba cerrada, saludos y despedidas a voz en grito: “Me voy a casa! Yo también! Nos vemos mañanaaaa!“.

Porque la bolsa tiene que ser así, eufórica a todas horas. Y como no había nadie, puse yo el grito en el cielo: “Muy bonico el reloj. Sí, sí!”

A ver si para la próxima me cuelo en el palacio de congresos o algo del estilo.





A comer a Principe Pio

22 06 2010

Hoy estaban Cecita y Josecrem (por riguroso orden alfabético) en Madrid visitando a un familiar. Y me han propuesto de ir a comer con ellos y a mi se me ha ocurrido decir que sí.

Lo que no sabía yo es que hoy era cuando Mr. Lorenzo, también conocido como el solaco de verano, iba a decidir que hoy era el día para retomar su reino como indicador de que aquí y ahora, el verano es suyo.

Los que me conocéis sabéis que me gusta ir en bici al trabajo. Y ya que tenía la bici pues se me ha ocurrido incauto pensando: “Si ayer hacían 12 grados y esta mañana 15″. Resumiendo: hoy hacían 30.

La comida ha estado genial. He conocido a la nueva integrante de la familia Cremades. Todo un honor. Chúpate esa karawapo! (^_^)

El problema ha estado que al ir en ningún sitio pone como ir a Principe Pio y he dado un poco de vuelta. Y al volver…dejémoslo en que habré perdido un kilo, que ya he recuperado a base de horchata y un heladito, jejeje.

Total: 31 km sin contar las vueltas que he dado alrededor de la Almudena. Ahora me la conozco como se la conoce la Duquesa de Alba.
Y todo por vago y no ir a dejar la bici a casa porque ya era tarde. Hablando con una amiga hemos llegado a la conclusión de que este tipo de vaguería se podría definir como vago-masoquista o vago-gilipollas.

¿Se os ocurre otra forma de calificarme? (-_-)*








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.