Usar usados

15 09 2008

Uno de los grandes problemas de la humanidad siempre ha sido el posesionismo. Quiero, quiero, quiero. Mío, mío, mío.
“Voy a tener más mujeres que ninguno de la tribu” fue posiblemente el inicio de todo este embrollo. De ahí a “mi tribu mola más que la tuya” sólo hubo un paso. El típico “¿Sabes que el de la tribu de enfrente tiene más mujeres que tu?” era cuestión de tiempo. Esto acabó en la tan conocida situación: Pongamos los huevos sobre la mesa y a ver quien los tiene más grandes.
Y ya estábamos en las conquistas. Guerras sin sentido por ver quien tenía más terrenos, aunque estos fuesen desérticos. Si tu me atacas con tus caballos luego voy yo con mis elefantes. Yo los tengo más grandes! jo jo jo.

Por si no queda claro, esto no es una referencia a Atila o Hannibal, sino a los Reyes Magos y Papa Noel. El Papa Noel original era más heavy y llevaba elefantes en vez de renos y aplastaba todo a su camino. Papa Noel molaba más antes y además iba de negro en vez de rojo. Luego los reyes se pasaron a camellos voladores, algo totalmente factible por la época. Pero, ¿Quién ha oído hablar de elefantes voladores? Así que Papa Noel se paso a los renos, que al igual que los camellos, son más factibles para la actividad aérea. Y como muestra la foto que hice en Suiza de los renos voladores. Además, imagina que un elefante se pone en tu tejado…o que tiene que viajar a la velocidad de la luz. Reconozcámoslo, no es el animal más aerodinámico.

Todo este delirio viene a que me jodió el otro día pasar por una tienda de segunda mano y ver los precios. Una raqueta de paddle 80 euros, un portátil por 600 o juegos de Wii a 30 euros. El colmo fue ver un casco de moto con una familia de piojos haciendo ruuuuummmmm! Señores, las tiendas de segunda mano deberían ser sustancialmente más baratas para tener utilidad. Y sino preguntar a los japoneses. Eso si que es segunda mano. Aparatos casi nuevos a la mitad de precio, con el plástico y todo y ya si tienen mala pinta te lo dejan mucho más barato. Recuerdo que cuando fui, una DS de segunda costaba 60 euros nueva y un compañero de informática se trajo la PS3 por 300 euros, cuando costaba 600.
Ay. Todavía nos queda mucho que aprender.

Anuncios

Acciones

Information

One response

16 09 2008
joseenrique

Amen!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: