Relato corto – ¿Y por qué no?

1 12 2009

Después de unas semanas de desaparición, en las que he estado haciendo inventos de esos míos que de vez en cuando se me ocurren y trabajando más que otra cosa, vuelvo a estar entre los vivos. Esperando a los posts normales y de toda la vida que retomaré mañana, hoy os dejo un relato que escribí hace unos años y que me encontré ayer por el disco duro.

La verdad es que como escrito literario deja bastante que desear a mi parecer, pero como en algún lugar hay que ponerlo, me parece lo más indicado compartirlo con vosotros. Y no tiene fotos! Avisados quedáis. Dicho esto, he aquí el relato.

A veces, algo muy complicado, lo más complicado, intrincado e imposible del mundo puede explicarse, defenderse y hasta conseguirse con una sencilla pregunta, una simple y mera pregunta. Sin ningún tipo de connotaciones ni maldad. Solo pura inocencia.

La mayoría de la gente no se da cuenta de que parte de la gracia de estar aquí, donde todos los demás, está en dejar marca. No en la historia, ni en los libros de historia, esos que nadie mira, sino en la gente, los amigos o los vecinos. Incluso esa señora, la que todos los días compra el pan a tu lado y te pregunta cómo le va a tu hermana, pese a que los dos sabéis que lo que tienes es un hermano, pero es su forma de romper el hielo. Incluso en esas personas, debemos dejar una marca. Y para esa marca no hace falta mucho, unas veces saber lo que la otra persona necesita, otras veces una simple y mera pregunta.

Aquella tarde, me encontraba en casa de unos amigos. Hacía unos tres años que se habían casado, pero su hija ya contaba los cuatro años de edad. Era una tarde como cualquiera de las que iba a su casa. Unas cervezas, charlar sobre los viejos tiempos y una cena suave.

– ¿A qué te dedicas tío Juan?- dijo María, la hija de mis amigos. Como todos los niños siempre se preguntan todo, y la verdad es que ella no era la excepción.

– Como ya te he dicho otras veces el tío Juan es físico nuclear. ¿No lo recuerdas? – le contesto Ana, madre de la criatura.

– Ya, pero ¿qué hace? – replicó ella. Conforme a su condición de niña, la duda le corroía por dentro. Poco le quedaba para empezar a saltar encima del sofá, como persona atacada por una subida de azúcar, y repetir una y otra vez “Dímelo, dímelo”, con un tono entre amenazante y agudo, tal que hasta los perros saldrían despavoridos al oírlo.

– No pasa nada Ana. – dije yo, iluso de mí – María, el tío Juan se dedica a estudiar la fusión fría.

– Y eso ¿qué es?

Ante esta situación me vi en un dilema. El problema es que el campo de la fusión fría es tan abstracto que cuesta explicárselo hasta a las personas entendidas, así que hacérselo entender a una niña de 4 años iba a ser todo un reto.

– Mira María. La fusión fría es una parte de la física que intenta encontrar una forma de que a temperatura ambiente, al juntar dos cosas obtengas como resultado otra cosa y energía. – Toma ya! Una explicación que hasta alguien de los chistes de Lepe entendería.- Sí consiguiésemos eso, solucionaríamos los problemas de energía actuales en todo el mundo.

– ¡Hala! ¿De todo el mundo? ¿Y por qué no lo haces tío Juan?- dijo ella con cara de pena. – Podrías ayudar a muchos niños pobres y así podrían tener luces en su árbol de navidad. – La lógica infantil siempre me descoloca.

– Somos muchos los que lo intentamos en todo el mundo María, pero no es tan fácil. Aún no hemos encontrado dos sustancias que podamos combinar a temperatura ambiente o a una temperatura que nos permita obtener beneficios.

– ¿Y si lo hacéis con tres? – me replicó, enseñándome tres de sus deditos.

-¿Con tres? Pues la verdad es que…

– Sí Tete. – que es como me llama cuando me quiere explicar algo que cree que no entiendo – Cuando yo juego con mis muñecas, a veces dos no se llevan bien y tiene que venir mi otra muñeca para que se lleven bien. A lo mejor si ponéis una tercera cosa de esas se llevan bien y los niños tendrán luces, ¿no?

– Pues la verdad nunca lo he intentado. Supongo que no será posible.

– ¿Y por qué no?

– Pues…alguien lo habrá intentado antes, ¿no?

María se quedo dubitativa, como si no me hubiese oído. Miró al techo y se fue a jugar con sus muñecas. Por mi parte me reí y seguí la cena. Cuando la acabé me fui a casa y no podía parar de darle vueltas a esa idea tan simple y a la vez tan llena de lógica.

Al día siguiente, domingo para más información, fui al laboratorio y bueno, la historia nos lleva hasta hoy, dos años después. Como todo en esta vida, las cosas llevan su tiempo, y cerciorar y pasar todas las pruebas que aseguran que se está produciendo energía de una forma casi espontánea, no es una tarea trivial.

Aún así, estoy orgulloso de que el primer desarrollo en energía limpia disponible para todo el mundo sea por fin una realidad y más de que este venga derivado de una pregunta y una idea tan sencilla y trivial que hasta una niña de cuatro años fue capaz de formularla.

Dedicado a todos los que alguna vez os habéis encontrado ante un callejón sin salida o habéis descartado una idea por descabellada. No os retiréis, no la dejéis. Y si tenéis cerca a un niño, explicársela, porque ellos no solo tienen inocencia y preguntas, sino también la respuesta: ¿Y por qué no?


Acciones

Information

10 responses

1 12 2009
El Capitán

¿Y por qué no debería estar bien este texto? A mi me ha gustado mucho😀 Y además está lleno de sabiduría🙂

1 12 2009
zon7

Me alegro que te haya gustado noi. Molt de gust.

1 12 2009
Tatharmith

Muy bueno, lo disfruté de veras.

1 12 2009
zon7

Hombre! Como no lo vas a disfrutar si tu esta ahí ahí a punto de descubrir la fusión fria…de cerveza y timonet, pero fusión😉

1 12 2009
Deka Black

jejejeje ^^

2 12 2009
la sole

no sabia que ademas de escribir en chino, tambien supieses hacerlo en castellano y bien
besotes

3 12 2009
UltraLo

😀 Qué gran texto, a ver cuándo llega el siguiente capítulo.

3 12 2009
zon7

Deka Black: (¬¬)L

la sole: En chino no se, lo que pasa es escribo raro, ya lo sabes.

UltraLo: Pues hay mas relatillos. Alguno caerá.

4 12 2009
Misifusa

Mucho, mucho, si mucho.
Eso decía el padre de una antigua amiga de la infancia cuando algo le parecía bien.
Pues eso. Mucho, mucho

6 12 2009
zon7

Muchas gracias Misifusa. Si te gusta ya sabes, compra el libro😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: